Ponte en contacto con nosotros

644-98-19-94

lacillaes@gmail.com

También puedes seguirnos en:

 

¿Debes reformar tu casa antes de venderla?

¿Reformar tu vivienda para vender o vender tal cual?

¿Merece la pena hacer una reforma o adecuación a tu vivienda?


En esta primera entrada en mi blog intentaré sacarte de dudas, te contaré que factores entran en juego los cuales podrás estudiar y analizarlos a continuación.


Índice de Contenidos


Objetivo

Está claro que, como vendedor, tu máximo objetivo será sacar el mayor beneficio posible a tu vivienda, imagino que ya sabrás qué pasos dar, pero por si no lo sabes o quieres recordarlo, aquí te dejo un pequeño resumen; lo primero de todo será asignarle un precio de partida acorde a la realidad de tu entorno, este precio podrás calcularlo por los datos que tienes a tu disposición, ¿Cuáles son estos datos? El primero de ellos es la tasación que tengas de tu vivienda hecha desde tu banco o desde una sociedad tasadora oficial, el siguiente dato es el precio de las viviendas similares a la tuya que se encuentran en las cercanías de tu calle, en tu mismo barrio; ante estos datos cabe hacerse la siguiente pregunta, ¿Es realista el precio que le has asignado a tu vivienda?

¿Es realista tu precio?

Aun cuando hayas comparado los precios de otras viviendas de tu misma zona, tendrás que tener presente, que si tu precio es igual o superior a una vivienda que tiene mejores condiciones de habitabilidad con las mismas características en distribución, área y localización geográfica  que la tuya, ese potencial comprador se decantará por esa vivienda mejor acondicionada, ya  que, le supondrá un menor gasto en la posible reforma o adecuación, por lo que si quieres competir con esa vivienda tendrás que bajar el precio o plantearte ciertas mejoras para que tu vivienda sea más atractiva a ojos de tu potencial cliente, ten en cuenta que la primera impresión en la compra venta de una vivienda suele tener una gran importancia y aquí entramos en el meollo de la cuestión ¿merece la pena hacer una reforma a tu casa para sacar el máximo beneficio? Mi respuesta corta es que sí, merece la pena hacer una reforma a tu vivienda. ¿Por qué? Sigue leyendo si estás interesado.

¿Por qué merece la pena hacer una reforma a tu casa? A continuación, te explicaré que tipo de reforma o adecuación te podría interesar más.

¿Merece la pena hacer una reforma?

Una vez hayas asignado un precio acorde a las características de tu vivienda tendrás que decidir si acometer las mejoras necesarias para aumentar el valor de la misma.

Piensa que un cliente se sentirá más atraído por una vivienda reformada que por otra que no lo está, como dije anteriormente, las primeras impresiones suelen ser muy importantes.

Hay varios puntos a considerar y que tendrás que tener presente; el retorno de la inversión que hagas a tu vivienda variará dependiendo de las adecuaciones o reformas que hagas, olvídate que con una reforma, el valor de tu vivienda vaya a doblarse, eso sólo ocurre en las películas y en las series de la TV, no todas las reformas o adecuaciones tendrán un retorno tan alto, más bien tendrán un retorno bajo aunque hay adecuaciones ( que no reformas) que pueden mejorar muchísimo la primera impresión a un posible cliente con un retorno alto.

El estudio de costes es fundamental para saber si te es interesante hacer una pequeña adecuación o meterte en una reforma profunda (una cocina o un baño, rediseñar la  distribución, ect), habrá que ver que el retorno de tu inversión sea alto (por lo menos un 50%) respecto de la diferencia de precio actual de tu vivienda y el precio de las viviendas con las que quieres competir, en ningún caso recomiendo hacer una reforma sin un estudio de costes y menos aún si la diferencia de precios es la misma que la reforma en sí. Para el caso anterior te propondré algunas mejoras al final del articulo para aumentar un poco más el precio de tu vivienda.

Principales puntos de atención en una vivienda y consejos para su reforma

A continuación, veremos cuales son los principales puntos que atraen a un comprador para decantarse por una vivienda o por otra y qué tipo de reforma se puede llevar a cabo para poder mejorar esa primera impresión y que el precio de tu vivienda suba. Hay que tener en cuenta que la localización geográfica suele ser el principal punto de elección y ahí, poco podemos hacer, alguien que busque vivienda en un determinado barrio de una ciudad o pueblo difícilmente buscará vivienda en otra parte. Así que los potenciales clientes a parte de la localización suelen fijarse en:

– Si la cocina está reformada y es amplia.

Suele ser el espacio principal de la vivienda para una gran mayoría de compradores, el corazón de la casa y si tienes poco presupuesto es mejor invertirlo en este espacio ya que ganarás un plus de visibilidad importante. Los principales puntos a cubrir en una cocina moderna son principalmente los que giran a su funcionalidad, espacio, almacenamiento, cocción, iluminación y materiales.

– El nivel de eficiencia energética.

En estos últimos 10 años el coste de la energía eléctrica ha subido un 76 % en España y no tiene visos de bajar, muy al contrario va al alza, por lo que este punto será de total relevancia a la hora de comprar una vivienda; si tu instalación está anticuada, tu calentador de agua es antiguo y poco eficiente, si tus ventanas son antiguas… tu calificación energética será muy negativa y poco atrayente para un futuro comprador, estudiando tu caso, muy posiblemente con un pequeño presupuesto fácilmente puedas mejorar tu calificación energética un par de letras haciendo tu vivienda un hogar energéticamente más eficiente atrayendo un público que sabrá que pagará menos en su factura.

– Si los Baños están reformados y son amplios.

Si tu baño está anticuado, esta actualización o reforma es otra gran opción que podría tener gran impacto en la venta, dependiendo del presupuesto que dispongas y el retorno que te pudiera dar, podrías reformar el baño entero o sólamente actualizar aparatos tal como el inodoro el lavabo y cambiar la bañera por una ducha; esta adecuación puede marcar una actualización muy interesante con un presupuesto más comedido, haciendo de tu baño, un baño más moderno. Otro punto que estudiaría sería la iluminación, los baños antiguos pecan de poca iluminación.

– La distribución de la vivienda.

Este es otro punto en donde poco podremos hacer o podremos hacer todo, hay potenciales clientes que se decantan más por una distribución que por otra, personas que no les gusta que la entrada la vivienda se realice directamente desde el salón o que el mismo salón sirva de distribuidor para acceder a las habitaciones, dependiendo de la antigüedad de tu vivienda pueden darse esos casos por lo que tendrás que acentuar otras características de tu vivienda para hacerla más atractiva a un público más amplio; llegado el caso podrías estudiar hacer una reforma global para cambiar la distribución de tu vivienda y hacerla atractiva a todos los públicos.

– Y Los acabados en general (suelos, paredes, techos, puertas, mobiliario, etc…)

Una adecuación que recomiendo a todo el mundo es reparar y pintar los paramentos de las paredes, usualmente están pintados con colores personalizados, por lo que en una primera impresión esa vivienda es descartada por muchos compradores, recomiendo repintar de blanco para que las estancias se vean más luminosas y amplias, dándoles así un toque de frescura y de nuevo, esta pequeña reforma añadirá valor a nuestra vivienda y un retorno de la inversión muy elevado.

Recuerda que la primera impresión cuenta mucho en la compraventa de tu vivienda por lo que tu carta de presentación ante un futuro comprador tiene que ser la mejor posible, mi recomendación es que seas muy visual, que te apoyes en planos de distribución, fotos y recorridos virtuales por lo que si vas a hacer fotos de tu viviendas recibas asesoramiento en la distribución de tu mobiliario o realices un planos de distribución con posibles soluciones alternativas.

Presupuestos bajos, hazlo tu mismo (DIY)

Por último, si tu presupuesto es escaso y te sientes un manitas, te recomiendo que te impliques en la pequeña adecuación de tu vivienda, hazlo tu mismo, el famoso «do it yourself» (DIT); el retorno de la inversión será muy elevado y te acercará algo al precio de tu competencia, te dejo la lista de adecuaciones que podrías hacer tu o encargar para que te lo trajeran: repara y pinta las paredes, cambia las puertas y manillas de los muebles de tu cocina, instala nuevos electrodomésticos, actualiza las encimeras de la cocina, cambia la masilla de los azulejos y la silicona de las juntas de los aparatos sanitarios incluso cambia los aparatos sanitarios, cambia las puertas de tu vivienda, coloca tu mismo un suelo de madera, etc… si quieres saber todas las cosas que puedes hacer por ti mismo te dejo un enlace a mi web de refencia en bricolaje casero, capaz de todo, explicado de forma amena, fácil de hacer y de bajo presupuesto. https://bricoqueen.es/

Últimos consejos

Espero que haya servido de ayuda.

No Comments

Post A Comment